Patrocina este "Especial Fallas"

 
     
Crítica / Crónica  de  PIROART.COM - portal de pirotecnia

FECHA.disparo: 05/03/2015 / Publicación: 05/03/2015
Espectáculo: Mascletà Buscar más de este CONTENIDO : Video
CERTAMEN: Fallas
EMPRESA: María Angustias Pérez
Diseñador: Pérez Aranda, Antonio Luis
ÍNDICE: Artículo: 1888 / Disparo: 3184
Importancia: de Archivo / Portada: Falso
Contenido: Video
Firmado en:

Espa%F1a+%2F+Spain

  Valencia
Firmado.por: Soriano Tarín, Víctor
 
5ª mascletá (de 19) de las Fallas 2015, de MAP (María Angustias Pérez)
14h del jueves 5 de marzo de 2015. Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Crítica / Crónica  de Soriano Tarín, Víctor (PIROART.COM - portal de pirotecnia)

Hoy le tocaba disparar a otro foráneo pero ya viejo conocido de la plaza: María Angustias Pérez, de Guadix (Granada), en el que ha sido su quinto disparo consecutivo en las Fallas.

La mascletá preparada era de corte totalmente clásico, es decir: traca, inicio aéreo mecanizado (sin digitales), cuerpo central de cuerdas, terremoto y bombardeo con serpentinas y trueno rematado con golpe final.

Los granadinos han querido aderezar el fuego con efectos variados disparados desde cajas mecanizadas algo que ha ensuciado el disparo por los problemas de tiempo y coordinación que suelen producir estos artefactos. Eso ha pasado en el inicio aéreo donde, en el primer tiempo han comenzado disparando un goteo de truenos con silbatos y truenillo desde cajas. Estas han acabado antes que el resto del conjunto produciéndose un vacío sonoro considerable. Han seguido incorporando unas rapidísimas cajas de palmeritas a las que han seguido chicharras y candelas de serpentina con más trueno. Sin ningún tipo de marcaje se ha pasado al fuego de cuerdas. Siendo que el ritmo que venía del aéreo era alto, el no cerrar esta sección y delimitarla como un cuerpo con entidad propia ha producido un evidente bajón sonoro.

El fuego de cuerdas ha sido calmado, con cinco retenciones y sin emplear golpeadores de gran calibre. Los truenos iban espoletados con color lo que ha dado cierta viveza en su quema. Los acompañamientos aéreos no han sido muy afortunados. Se ha creado una base con cajas de pitos que, como ya he comentado en otras ocasiones, producen un sonido continuo que no ayuda a marcar el ritmo como sí hacen las candelas. Otros efectos como serpentinas y cajas variadas iban adornando el fuego pero, al concluir algunas de estas antes que el resto del conjunto aparecían altibajos en el ritmo.

El terremoto ha sido prendido a mano, desde la esquina de Correos, es decir, desde el extremo opuesto de donde venía el fuego. Ha empezado con seis ramales de trueno espoletado y claro, la entrada se ha hecho evidente. De aquí ha pasado a diez y luego diecisiete ramales. Quiero hacer un paréntesis para hacer notar que este año, tal y como ya ha comentado Mikel Pagola en otras crónicas de estos días, no se nos permite entrar a la zona de fuegos a ver el montaje antes del disparo por lo que las descripciones numéricas del mismo hemos de hacerlas atendiendo a lo que desde fuera del recinto podemos interpretar, por lo que, si hay algún baile de cifras, espero me disculpen.

El bombardeo ha sido tradicional con serpentinas al principio y larga descarga de truenos a continuación. Como remate, una volcanada de chicharra y golpe de trueno esponjado.

***


Texto publicado en la columna de crítica 'EL ANÁLISIS' de la mascletá, en las ediciones en papel y web del Diario Levante-EMV (líder en difusión y ventas en la Comunidad Valenciana), del que el director de este portal es crítico de pirotecnia desde 2014:

Mikel Pagola Erviti (Diario Levante-EMV)

No fue su mejor fuego

Quinta de feria, tercera foránea y segunda granadina. Estos títulos ostentó la mascletá de ayer de María Angustias Pérez (de Guadix). No andaremos con paños calientes: no fue su mejor mascletá en esta plaza. Luis Pérez Aranda empezó a disparar en el programa oficial de las Fallas en 2010. Desde aquel año venía con su hermano José, fallecido en 2013. Este tipo de espectáculo pirotécnico es complejo, se desarrolla muy rápido y, además, no siempre resulta agradecido con el pirotécnico. El artificiero depende de muchos factores: humedad o sequedad ambiental, viento que puede acelerar la combustión de las mechas, posible encendido de tramos cuando no tocan, calidad de los estopines, fallos en los cientos de uniones que forman el entramado pirotécnico, etc.

A todo esto se une que, en la maraña de cuerdas, mechas y truenos que es una mascletá, pueda haberse dejado de conectar algo o que, al revés, se haya conectado de más. Al contrario de lo que pudiera parecer, y pese a ser contradictorio, la belleza de la "orquestación de explosiones" con que podríamos definir este espectáculo depende, en gran medida, del caos de las mismas. Gran parte del quid de la perfección ‘mascletera’ radica en lo orgánico, matérico y analógico de su imperfección. Es un espectáculo vivo y en vivo. Es un evento único e irrepetible.

Por mucho que ritualizáramos su montaje o que seriáremos todos los pasos para intentar hacer exactamente la misma mascletá de ayer, hoy nos saldría otra diferente. La parte central del fuego, la parte ‘de cuerdas’, es inimitable porque en cierta forma no depende del pirotécnico. Y, al mismo tiempo, depende mucho. A los granadinos, ayer, se les ahuecó algo sobre todo el inicio del espectáculo. La propia empresa reconocía después que, quizá, igualaron la primera retención cuando no debían, por haberle metido una mecha que unía los grupos de la misma. Por otro lado, cualquier mínima dilación (como la que hubo en el comienzo del tercer tiempo aéreo inicial, por ejemplo), en una mascletá se convierte en una pequeña eternidad.

En algo que va tan rápido y tan repleto de cosas los vacíos, cuando no están calculadísimos, por leves que sean, quedan magnificados. Tampoco hubo marcaje en el paso de aire a tierra (no es obligatorio pero sí aconsejable), y el último golpe del final tuvo algún fleco (no así el inmediatamente anterior). No puedo obviar comentar que el encendido del terremoto, ayer, desde la esquina de Correos, con el salto sonoro y visual que eso conlleva, rompió la naturalidad del recorrido del fuego. Como sabemos que María Angustias disparó mejor en años anteriores, con ese recuerdo me quedo.

***

* * *

Video:

Pinche sobre la imagen superior para ir al VIDEO.

* * *

Reportaje fotográfico:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DATOS: